LA DESCOLONIZACION EN AFRICA Y ASIA




-El fin de la Segunda Guerra Mundial supuso el declive de los imperios coloniales europeos y el comienzo de la emancipación de las colonias. Los nuevos países se caracterizaron por su dependencia del exterior y la desarticulación de sus economías.

.png|Fases de la descolonización ]]

En Asia el proceso de descolonización varió mucho según los casos. La independencia de la península del Indostán fue pacífica y aceptada por Gran Bretaña, y dio lugar a dos países, India y Pakistán, y posteriormente un tercero, Bangladesh. Otros países debieron padecer guerras de liberación para alcanzar la independencia: fue el caso de la Indochina francesa, de la que surgieron Vietnam, Laos y Camboya; o de Indonesia, que se independizó de los Países Bajos.
En África también hubo diferencias. En el norte del continente destacó el caso de Argelia, que se enfrentó a Francia en una sangrienta guerra de liberación. En el África negra la independencia de los nuevos Estados fue generalmente pacífica y pactada, aunque el trazado de fronteras, que no tuvo en cuenta las divisiones tribales, dio lugar a muchos problemas posteriores por las luchas entre etnias.

Causas de la descolonización

Entre 1945 y 1970 tuvo lugar la descolonización, es decir, la independencia política de los territorios africanos y asiáticos que formaban parte de los imperios europeos. Las causas del proceso son muy variadas:
  • La Segunda Guerra Mundial significó el fin de la hegemonía económica y militar europea en el mundo. Por tanto, los países europeos no tenían la capacidad para mantener imperios coloniales.
  • Los emergentes movimientos nacionalistas de las colonias se vieron reforzados por la Carta de las Naciones Unidas, que consideraba básico el derecho de autodeterminación de los pueblos.
  • También influyó el comienzo de la guerra fría. Estados Unidos y la Unión Soviética apoyaron los movimientos independentistas para ganar influencia entre los nuevos gobiernos y la población, y atraerlos a sus bloques respectivos.

Características del proceso

El proceso de descolonización tuvo tres características principales:
  • Todo el proceso se dio entre 1946 y 1975, aunque los períodos más intensos fueron 1947-1948 y 1957-1965.
  • Existió un partido político que sirvió como movimiento movilizador y negociador en el proceso de independencia. Muchos de estos partidos habían surgido en la época de entreguerras y después de 1945 aumentaron su fuerza y militancia. La población empezó a pensar que la independencia era la única vía para salir de la miseria.
  • Destacaron líderes carismáticos que movilizaron a las masas. Fue el caso de Gandhi en India, Ho Chi Ming en Indochina, Sukarno en Indonesia o Lumumba en el Congo

Las consecuencias de la descolonización

La descolonización no solamente supuso la independencia política de las colonias, también implicó una serie de problemas que marcaron la evolución posterior de estos territorios y que, en muchos casos, permanecen en la actualidad.
  • Tras la descolonización, las economías de los países africanos y asiáticos mantuvieron una fuerte dependencia exterior y estaban desarticuladas. Esto les impidió poner en marcha procesos de desarrollo, y su situación económica fue empeorando progresivamente en la mayoría de los casos.
  • La mayor parte de estos países ha sufrido una fuerte inestabilidad política, con frecuentes guerras civiles, golpes de Estado y dictaduras militares.
  • El fuerte crecimiento demográfico acompañado del estancamiento económico ha provocado un empeoramiento progresivo en el nivel de vida de los habitantes de estos países.
  • La sucesión de desastres naturales como sequías, inundaciones, etc. ha supuesto auténticas catástrofes humanitarias en algunas regiones.
Por todo ello, la mayoría de estos países ha pasado a formar parte del denominado Tercer Mundo (conjunto de países subdesarrollados con una renta baja y una producción escasa). La ausencia de políticas adecuadas y de programas de cooperación ha supuesto que cada vez se alejen más del mundo desarrollado.



El proceso de descolonización constituye uno de los más decisivos factores de la configuración de una nueva realidad histórica en el panorama global de la época actual, y ha dado origen no solo a un nuevo Tercer Mundo, con una dinámica interna propia, sino también a una serie de cuestiones y problemas que se proyectan directamente en el plano de la historia universal.

external image desco01.jpg